Cafe la humedad

Si escuchas este tango es dificil no viajar.

Subir y bajar en sus acordes, para notar el vaho del cristal de ese cafe… del frio fuera y los charcos, de la gente que corre para esquivar las gotas, y los silencios atechando en los alerones de las casas, al lado de desconocidos.

¡¡que incapacidad de comunicacion, dios mio!!

Media_httpwwwespaciob_abqjy

Uno en ese caso, no habla por no sentirse estupido, por no arriesgarse a recibir un silencio por respuesta, por no parecer un naufrago en el silencio… y quien te dice que, esa persona a la que no le has dicho nada, sea un solitario feroz, que precise de tu palabra de tal modo, que al llegar a casa, termine columpiando su sombra desde el techo de su casa.

Y ese gatito, mordiendo los cordones de los zapatos, es la unica compañia de ese narrador que observa, las relaciones de los demas, el billar, las amistades, mientras el, sigue esperando su oportunidad

Anuncios

Un pensamiento en “Cafe la humedad

  1. Teri, quiero recomendarte la p??gina de mi amiga Sakkarah; all?? encontrar??s poes??a, m??sica y una agradable compa????a… Es como tomarte un caf?? con otros escritores, y creo que eso gustar?? a una escritora como t??, y adem??s, siempre puedes inspirarte.<br/><br/>La direcci??n es sakkarah-1.blogspot.com<br/>Ya ver??s c??mo te haces la due??a del local y de la tertulia.<br/><br/>Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s