Gabilondo, Pindado, Sinde y compañía

Gabilondo, Pindado, Sinde y compañía

Posteado por: Javier Pérez de Albéniz en: Viernes, 24 diciembre, 2010

Anoche Iñaki Gabilondo presentó su último programa en CNN+, el canal de noticias que Prisa cierra a finales de mes. Gabilondo es uno de esos periodistas históricos al margen de toda duda o crítica: su palabra es ley. Dice Gabilondo en Público que “el periodismo friki e insolvente ha invadido la profesión”, y que el periodismo que él aprendió “está batido en retirada”. Tal y como están los tiempos, piensa, “a nadie se le ocurriría ofrecerme nada”. Tendrá que sobrevivir con lo que le queda: consejero de la Cadena Ser y Unión Radio.


El cierre de CNN+ me hace recordar que, a los pocos meses de arrancar Gabilondo en la cadena SER su legendario programa Hoy por hoy (septiembre 1986), Prisa cerró Radio El País. Radio El País fue un proyecto al menos tan innovador y progresista como CNN+ (España) que también perdió la batalla de la rentabilidad. Sin Radio El País el mundo quizá fue un poco menos plural, algo más aburrido, pero siguió girando. La emisora cerró, los trabajadores nos buscamos la vida, Gabilondo batió en la Ser todos los records de audiencia posibles, y los corruptos 40 principales siguieron siendo una máquina de hacer dinero.

¿Por qué le cuento esto? Nostalgia. Cuando Gabilondo dice desde su sillón de consejero de la SER que “el periodismo friki e insolvente ha invadido la profesión” no puedo evitar mirar hacia atrás. Los problemas del periodismo vienen de lejos: en aquellos tiempos ya había frikis en las redacciones e insolventes en las empresas. Y no recuerdo que las protestas contra el cierre de Radio El País, ejemplo de radio progresista de calidad, fuesen atronadoras. Pero sí recuerdo que José Ramón Pindado, uno de los presentadores de CNN+ que ahora se queda en la calle o se pasa a la bazofia de informativos de Telecinco, fue compañero mío en aquella excelente emisora.

La misma semana en que Belén Esteban ocupa la portada de El País Semanal cierra CNN+. El periodismo respetuoso y solvente se queda gravemente huérfano”, asegura Juan Cruz en un panegírico dirigido a Gabilondo. Efectivamente, el periodismo respetuoso y solvente se queda gravemente huérfano: Pindado está otra vez en la calle… ¡Un fuerte abrazo para todo CNN+!

.

P.D.

Llevo días retrasando el post sobre la Ley Sinde. La razón es muy sencilla: me temo que no tengo claro cuál es la solución al problema de las descargas ilegales, los derechos de autor, la crisis de la industria de la cultura… Tengo claro, eso sí, que en estos momentos todo lo que propone el Gobierno genera dudas. No me fio de Sinde, de la misma manera que desconfío profundamente de una industria que, durante décadas, me ha maltratado y engañado como consumidor de cultura. Pero no debemos olvidar que la industria es una cosa y el artista (el músico, el compositor, el escritor, el productor…) es otra. Las discográficas engañaron a los viejos bluesman, a los que no pagaban por grabarles, por los discos que vendían, por los derechos de autor. ¿Quiero ser tan hijoputa como ellos?

Surgen las preguntas…¿Es normal que la música o el cine no cuesten dinero, cuando se paga por una lechuga, un tornillo o un litro de gasolina? Mi amigo Julio Valdeón me manda un mail en el que aporta una visión muy lúcida y rocanrolera del asunto: “¿Qué hubiera sido del rock and roll si Sam Phillips no abre Sun Records? ¿Le parece mal que José Ignacio Lapido cobre por sus discos?¿Donde encontraríamos hoy las piezas de Jerry Lee Lewis, Louis Armstrong o Charley Patton remasterizadas y anotadas si no fuera por Charly, JSP Records o Catfish Records? ¿Las van a restaurar las asociaciones de internautas en el salón de su casa?”.

La piratería tiene mala solución. Sobre todo mientras comprar un disco en itunes cueste lo mismo que comprar un cd. O que descargarse legalmente el último libro de Umberto Eco no sólo sea una misión compleja, sino que cueste 16,99 euros, sólo cinco menos que en papel (pero sin papel, encuadernación, distribución, devoluciones, libreros…). Me temo que la industria se niega a aceptar que los tiempos están cambiando, que sus privilegios están agotados, que si no cambian, mueren. Y me temo que la gente se acostumbra muy rápido a robar.

Dicho esto… ¡Feliz Navidad a todos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s