WikiLeaks pide a Google y Facebook que revelen la orden judicial que les obliga a entregar información privada

WikiLeaks ha solicitado a Google y Facebook que hagan público el contenido de cualquier orden judicial que pudieran haber recibido después de que se conociera que un tribunal de Virginia ordenara a Twitter entregar, de forma secreta, detalles de las cuentas de cinco de sus usuarios, entre los que se encuentra Julian Assange.

Después de que se hiciera público que un tribunal en Estados Unidos está realizando una amplia investigación para encontrar detalles de las redes y cuentas que WikiLeaks utilizaba para contactar con Bradley Manning, el funcionario norteamericano acusado de filtrar los documentos, algunos de los usuarios citados en la orden judicial han afirmado que rebatirán la información obtenida, informa The Guardian.

Según han afirmado desde WikiLeaks, desde que se lanzó al público la orden judicial, se ha demostrado “la existencia de una investigación de espionaje por parte de un tribunal secreto del Gobierno de los Estados Unidos sobre WikiLeaks”. En esa citada orden, lanzada por el tribunal de Virginia en el mes de diciembre, se solicita a Twitter los detalles de las cuentas, mensajes privados y redes y ordenadores utilizados de Julian Assange, la parlamentaria islandesa Brigitta Jonsdottir, el hacker danés Rop Gonggrijp y Bradley Manning. En los informes judiciales también se nombra a Jacob Appelbaum, programador norteamericano, de quien se examinaron ordenadores y teléfonos móviles en el mes de julio.

Además, Assange, Gonggrijp y Jonsdottir han sido nombrados, en esta orden judicial, “productores” de la primera filtración lanzada al público, el vídeo del ataque de un helicóptero apache que mató civiles y periodistas en Bagdad.

El tribunal encargado del caso ha asegurado tener bases suficientes como para creer que Twitter puede almacenar información relevante y el material necesario para realizar una investigación criminal. Además, solicitó a Twitter que no hiciera públicos los objetivos de la investigación.

Al hacerse pública la orden judicial, se confirma que existe un gran tribunal secreto que trata de investigar si las personas relacionadas con WikiLeaks, Julian Assange en particular, podrían ser procesados por presunta conspiración. Además, Eric Holder, Fiscal General de Estados Unidos ha afirmado públicamente que Assange podría ser procesado bajo las leyes de espionaje estadounidenses.

WikiLeaks ya ha condenado la actuación judicial y ha afirmado estar sufriendo un acoso por parte de las autoridades. “Si el gobierno iraní tratara de obtener, de forma coactiva, información sobre periodistas y activistas extranjeros, los grupos de derechos humanos de todo el mundo lo denunciarían” declaró Assange.

La cláusula del Acta Patriótica utilizada para lanzar esta orden judicial está descrita por el FBI como necesaria para “obtener esa información para el proceso de identificar criminales informáticos y rastrear sus comunicaciones en internet más fácil y rápidamente”.

Assange ya ha asegurado que luchará contra esta orden, al igual que Jonsdottir, que declaró en un mensaje en Twitter que no tenía ninguna intención “de entregar mi información por propia voluntad”.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s