La sangre al rio

Hola, sabes? Hoy estoy como si fuera a explotar una tormenta en mi cabeza, seguro que conoces la sensación.

Soy capaz de sentir el tictac tictac tictac.

Aparentemente todo esta bien, mi madre duerme placidamente en la cama aqui a mi lado, mientras la acunan los de vinilo y maritere campos, las mejores nanas para madres maduras y cansadas, las mejores para las siestas del domingo. Y es que es eso, que mi madre esta cansada, de los años que tiene, de lo ingrata de su vida, de la estafa del amor, y de mil frustraciones y dolor. Yo tampoco estoy bien llevo meses con dolores que saltan de un lado a otro, amargandome.

Llevo meses soportando mil cosas y escondiendome del miedo que a veces aparece. Una cosa es clara, de uno mismo no se puede esconder uno. Estoy roñosa, salto con facilidad. No me justifico, deberia ser capaz de mantener mi personalidad y mi alegria, pero aveces no puedo.

Despierto cada dia con taquicardia, mi vision es borrosa, la respiracion agitada, con dolor de espalda y moviendome con dificultad. Auguro tiempos malos. No se que pasa, ni se si solo es la mirada oscura que suele producir una simple de anemia, pero no estoy bien.

Tengo perdidas, perdidas que pueden significar tantas cosas, cosas malas. Perdidas que alimentan la hormona que podria activar un segundo tumor. Perdidas que pueden ser indicios de miomas que ya tenia, y que mi ginecólogo teme, huye, pensando lo peligroso que podria ser para mi una operacion de miomas. Algo no está bien. Empezo siendo una manchita minima cada muchos meses, a ser manchas visibles, varios dias seguidos.

Y asi estan las cosas. ¿Que pasó ayer? Que lo que mi madre ve como caprichos tontos, en los que yo no cedo, son para mi cosas vitales, para protegerla y que no haga esfuerzos inutiles ni ella, ni yo, cuando me acuesta. Ella quiere hacer las cosas a su modo, “sin caprichos” porque se quiere ir a acostar.

Yo, prefiero que las haga al mio, para que no reviente, para que no me cruja la espalda. Ella “abusa” de su “utilidad” para quitarme esas manias, diciendo que ha hecho algo que en realidad no ha hecho, pero esta a mi espalda, y no puedo alcanzar para mirarle a los ojos y decirle, “no me engañes”. Y le digo NO. Le digo no y estalla la violencia verbal (esta hasta el culo de mi, y ¿que puedo hacer yo?…

…. (perdona, estoy limpiando lagrimas)

Y el enfado la hace darme un tiron con violentamente, por no pegarme una y otra vez que es lo que en realidad le apeteceria hacerme. Le clavo la mirada, se calma…

Pero sigue con diciendo cosas, que no le tomo en consideración.

“Mañana se lo cuento a tus hermanas para que sepan lo que está pasando. En la vida me podria haber imaginao, que tu me llames mentirosa… en la vida mentí, y esto se acabó”. (Lo dice muerta de dolor, herida, ofendida) “Y diselo a Lorena mañana, yo, mañana no te acuesto”.

Se está acabando el dia, y no se que va a ocurrir cuando acabe la tarde, cuando llegue la noche, cuando llamen mis hermanas… Durante la mañana, y en la comida, estuvimos solas, y parecia de buen humor… pero la noche llega… tictac tictac…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s