Sin batería

Estás sin batería. Y en ese momento el mundo se alía contra ti. Sientes una necesidad imperiosa de usarlo, de ver la hora que es para saber cuánto tiempo tardaras en enchufarte a la vida.

Y no hay hora, y no hay vida. Estás sin batería, que casi es como decir que estás sin vida, sin aliento, sin fuerzas: Has muerto.

Balanceas sin resignación el móvil, le das golpecitos como si le reanimases, aún sabiendo que no servirá de nada mientras maldices tu suerte. “Quedar sin móvil en este momento!”
No te das cuenta de la importancia que tiene hasta ahora.

No le diste importancia y es cómo manifiesta su enfadado por no llenarle el estomago. El es tu amigo y qué haces por él? No recordar cargar su batería.

Es su venganza por olvidarlo. Te deja incomunicado, sin hora, sin palabras, sin división. Para demostrarle a ti y al mundo cuenta compañía nos hace.

Así que recuerdalo. Recuerda lo inhóspito que se vuelve tu mundo si quedas sin batería.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s