Sin saber, esperando

Pese el tirón de orejas que me merezco por tardar en responder, esto, lo he escrito con todo el cariño, a mi gran amiga y brújita porque esta feliz porque ha empezado a esperar.

if (FlashDetect.installed) { $(‘flash_embed-dxaInAzgcH’).show(); $(‘quicktime_embed-dxaInAzgcH’).hide(); } else { $(‘quicktime_embed-dxaInAzgcH’).show(); $(‘flash_embed-dxaInAzgcH’).hide(); }

No sabia que hacia tanto que te esperaba.

Quiero decir que he pasado la vida sin pensarte.

Pasan la vida y los días sin saber qué es importante, qué echas de menos, y de repente un dia, dos palabras te cambian, lo cambian todo.

Desde ese dia tu vida deja de ser completamente tuya. Te falta.

Y cuentas cada minuto con ilusión porque la vida se ha vuelto una espera ciega, una espera llena de ilusión, de preocupación, de sueños. Y no estas, pero estas en todo.

Pasas por el parque gris al lado de tu casa, donde un ejercito de monstruos gritones amenazan con molerte a balonazos y hoy se ha transformado en una maquina de sueños donde buscas ojos, rizos, bocas, sonrisas que quien sabe si pueden pertenecerte un dia.

Es la magia de esas dos palabras, que tras una emoción sin par, llena de lagrimas y risas, anuncian tu próxima visita.

Tras la magia potagia aparecen ante tus ojos cosas que nunca habías visto y quedas sonriendo. Y no te importa parecer una estúpida porque aunque no estés conmigo, si estas conmigo y no estoy loca.

Desde hoy hasta que te mueras ya eres otra.

Y solo queda esperarte.

Mirarte en pantallas donde no sales favorecido, y trocitos de papel térmico donde imprimen una nefasta imagen tuya en blanco y negro. Imágen en la que hay que ser un genio para verte en ese puzle oscuro con numeritos verticales y horizontales.

Y el fotografo se empeña y empecina en decirme que eres eso, y no se entera.

Porque no imagina que eres infinitas cosas mas que eso.

Tantas cosas, que no caben en un folio ni en diez millones de tomos de folios.

Eres el sueño, el deseo, el amor, la ternura, y la ilusión de quien nunca imagino que un dia, ese papel borroso me hiciera llorar temiendo emborronarlo y estropearlo, cuando nos lo dieron y nos dijeron:

“Si, esas embarazada de x meses y esta mancha clarita de aquí, éste, es tu hijo”.

FELICIDADES,  OVIEDO, 20N de 2011

Indice

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s